The Fort Worth Press - Desafíar la balas o morir de hambre: el duro dilema de los desplazados de la RD Congo

USD -
AED 3.67297
AFN 70.642244
ALL 92.090162
AMD 387.733554
ANG 1.801038
AOA 872.634987
ARS 924.134417
AUD 1.495886
AWG 1.8
AZN 1.701658
BAM 1.795712
BBD 2.01772
BDT 117.421843
BGN 1.79863
BHD 0.376624
BIF 2878.299591
BMD 1
BND 1.344259
BOB 6.905385
BRL 5.600497
BSD 0.999311
BTN 83.605013
BWP 13.532571
BYN 3.27044
BYR 19600
BZD 2.014323
CAD 1.37715
CDF 2830.000083
CHF 0.888794
CLF 0.03413
CLP 941.752743
CNY 7.26982
CNH 7.285695
COP 4046.274618
CRC 524.353854
CUC 1
CUP 26.5
CVE 101.239499
CZK 23.1805
DJF 177.927742
DKK 6.855905
DOP 59.165404
DZD 134.516825
EGP 48.216499
ERN 15
ETB 57.287059
EUR 0.91805
FJD 2.235702
FKP 0.77056
GBP 0.774144
GEL 2.714989
GGP 0.77056
GHS 15.419364
GIP 0.77056
GMD 67.80286
GNF 8602.12092
GTQ 7.764771
GYD 209.071294
HKD 7.81075
HNL 24.750494
HRK 6.90795
HTG 131.910205
HUF 359.029816
IDR 16213.05
ILS 3.645298
IMP 0.77056
INR 83.72985
IQD 1309.094248
IRR 42092.481732
ISK 137.569864
JEP 0.77056
JMD 156.167654
JOD 0.708701
JPY 157.485019
KES 128.412064
KGS 84.642697
KHR 4105.954184
KMF 452.749867
KPW 900.00035
KRW 1389.80114
KWD 0.305819
KYD 0.832759
KZT 476.114401
LAK 22160.400312
LBP 89490.428316
LKR 303.401735
LRD 195.023642
LSL 18.32989
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.819355
MAD 9.846853
MDL 17.688105
MGA 4501.675619
MKD 56.567048
MMK 3247.960992
MNT 3450.000346
MOP 8.038011
MRU 39.433503
MUR 46.66998
MVR 15.35029
MWK 1732.819171
MXN 18.063898
MYR 4.6875
MZN 63.899991
NAD 18.32989
NGN 1605.493911
NIO 36.780976
NOK 10.9231
NPR 133.767617
NZD 1.662649
OMR 0.384639
PAB 0.999311
PEN 3.742001
PGK 3.914061
PHP 58.398033
PKR 277.914888
PLN 3.938426
PYG 7556.351283
QAR 3.647248
RON 4.566397
RSD 107.469678
RUB 87.866685
RWF 1309.369692
SAR 3.750859
SBD 8.457605
SCR 14.11196
SDG 585.99963
SEK 10.67998
SGD 1.344976
SHP 0.77056
SLE 22.847303
SLL 20969.503664
SOS 571.087545
SRD 29.708026
STD 20697.981008
SVC 8.744434
SYP 2512.53037
SZL 18.333563
THB 36.361967
TJS 10.627921
TMT 3.51
TND 3.098104
TOP 2.363099
TRY 33.027997
TTD 6.786944
TWD 32.795804
TZS 2683.193316
UAH 41.463618
UGX 3692.787954
UYU 40.269935
UZS 12592.38856
VEF 3622552.534434
VES 36.560996
VND 25327.5
VUV 118.722038
WST 2.803608
XAF 602.265069
XAG 0.034225
XAU 0.000417
XCD 2.70255
XDR 0.753799
XOF 602.265069
XPF 109.498233
YER 250.349653
ZAR 18.27755
ZMK 9001.190122
ZMW 25.507965
ZWL 321.999592
Desafíar la balas o morir de hambre: el duro dilema de los desplazados de la RD Congo
Desafíar la balas o morir de hambre: el duro dilema de los desplazados de la RD Congo / Foto: © AFP

Desafíar la balas o morir de hambre: el duro dilema de los desplazados de la RD Congo

Furaha Nyimutozo, forzada a dejar su casa por los combates en el este de República Democrática del Congo (RDC), resume el dilema que tantos enfrentan: "Estamos divididos entre morir de hambre o arriesgarnos a buscar alimentos en nuestros campos, donde los rebeldes nos disparan".

Tamaño del texto:

Nyimutozo sufre las consecuencias del alzamiento de la milicia M23 en el este del país africano.

El alzamiento del grupo exacerbó las tensiones entre RDC y su vecino Ruanda, con la acusación de Kinshasa de que Kigali apoya a los rebeldes.

Según la agencia de refugiados de la ONU (ACNUR), también forzó a otras 200.000 personas a dejar sus casas, agravando una situación humanitaria compleja en la región.

La mayoría viven con familias que los han acogido, dijo Blaise Ngoy, portavoz de ACNUR en Kivu del Norte, fronterizo con Ruanda y Uganda. Agregó que ACNUR se hizo cargo de otras 4.000 familias.

Entre enero y junio, la agencia de coordinación de ayuda humanitaria de la ONU, OCHA, registró a 900.000 personas dentro del país.

- Falta de fondos -

A la distancia se puede ver la multitud congregada afuera del estadio Rutshuru de Rugabo.

Grandes carpas blancas con el logo azul de ACNUR fueron instaladas dentro del inmueble, donde antes se disputaban partidos de fútbol.

Ahora alberga a 1.500 familias radicadas en las carpas.

Un espeso olor a humo de leña para cocinar impregna el aire.

Alimentar a la gente no es una tarea fácil para ACNUR, que no tiene suficiente dinero para este proyecto. Pierre Atchom, jefe del organismo en Goma, dijo a AFP que necesitan 225 millones de dólares para enfrentar la crisis en el este de RDC.

"Hasta ahora tenemos 43 millones, o 19%", precisó.

"Las necesidades son enormes" y la crisis solo se agrava, indicó.

Esta crisis no recibe la gran cobertura mediática de la situación en Ucrania, por ejemplo.

Pero si la agencia tuviera que retirarse, las consecuencias serían desastrosas, advirtió Atchom.

Las familias del lugar indicaron que luchan por salir adelante con los aportes de ACNUR.

"Para alguien con familia, es una lucha", sostuvo Julienne Nyiramana, madre de cuatro hijos. "Pedimos ayuda para poder volver a nuestras aldeas".

"Seremos exterminados por el hambre cuando ACNUR decida que no puede ayudarnos", alertó Emmanuel Hakizimwami, también con cuatro hijos.

Para todos es dura la vida en el campamento.

"Mis hijos comían tres veces al día en nuestra aldea", recordó Antoinette Semucho, de 25 años y con dos hijos. "Aquí luchamos por comer una sola vez", acotó la mujer entre lágrimas, cuya aldea está ocupada por rebeldes del M23.

"Qué será de nosotros si no hay nada" de ACNUR, se preguntó.

Bajo el calor aplastante, Innes, de 10 años, juega con su hermano. La niña es tan delgada que sus huesos sobresalen de su piel. Otros niños muestran señales similares de desnutrición.

Algo así ocurre en la aldea de Ntamugenga, en el valle dominado por una colina controlada por combatientes de M23.

Allí hay 7.200 familias en cuatro sitios, pero la línea de frente está a 500 metros del poblado.

Los bananales son lo único que separa al ejército congolés de los rebeldes.

Pero quien se atreva a buscar alimento allí arriesga su vida.

"Para los rebeldes, cualquiera que se acerca a los campos es considerado un soldado o informante y por lo tanto, un espía del ejército", señaló el jefe de la aldea, Celestin Nyamugira. "A veces disparan sin aviso", agregó.

Esperance, de 32 años y madre de tres hijos, contó cómo ella y otras tres mujeres intentaron buscar comida.

"Los rebeldes nos quitaron lo que recogimos y nos golpearon en los pechos", recordó. Terminaron en el hospital.

Nyamugira consideró que el gobierno tendrá que tomar decisiones valientes si pretende terminar con la crisis.

Solo así, dijo, la gente podrá volver a casa y evitar que niños y ancianos mueran de hambre.

S.Rocha--TFWP