The Fort Worth Press - El Cachemira indio, un territorio bajo vigilancia cada vez más orwelliana

USD -
AED 3.672975
AFN 71.770291
ALL 92.547357
AMD 387.332869
ANG 1.800986
AOA 848.359016
ARS 890.741803
AUD 1.50727
AWG 1.8025
AZN 1.686806
BAM 1.802763
BBD 2.017698
BDT 117.21004
BGN 1.802151
BHD 0.376915
BIF 2868.414988
BMD 1
BND 1.349311
BOB 6.904847
BRL 5.139119
BSD 0.999309
BTN 83.056998
BWP 13.576992
BYN 3.270314
BYR 19600
BZD 2.014288
CAD 1.36639
CDF 2809.999753
CHF 0.91461
CLF 0.032842
CLP 906.21989
CNY 7.242014
CNH 7.259065
COP 3864.74
CRC 512.328893
CUC 1
CUP 26.5
CVE 101.639374
CZK 22.719198
DJF 177.923215
DKK 6.877715
DOP 58.846845
DZD 134.526048
EGP 46.901002
ERN 15
ETB 57.41697
EUR 0.921899
FJD 2.228198
FKP 0.796099
GBP 0.78503
GEL 2.709876
GGP 0.796099
GHS 14.538868
GIP 0.796099
GMD 67.775017
GNF 8590.127667
GTQ 7.762328
GYD 209.063633
HKD 7.81095
HNL 24.694658
HRK 6.979956
HTG 132.857077
HUF 354.107014
IDR 16068.15
ILS 3.66295
IMP 0.796099
INR 83.075898
IQD 1308.980634
IRR 42075.000506
ISK 138.195888
JEP 0.796099
JMD 156.390284
JOD 0.708899
JPY 156.779846
KES 132.749626
KGS 87.955697
KHR 4076.139558
KMF 455.650334
KPW 899.999697
KRW 1365.01047
KWD 0.30692
KYD 0.832711
KZT 442.579432
LAK 21388.210352
LBP 89486.380606
LKR 299.350141
LRD 193.575003
LSL 18.480158
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.842144
MAD 9.96737
MDL 17.727796
MGA 4428.261972
MKD 56.795609
MMK 2098.538969
MNT 3449.999773
MOP 8.041331
MRU 39.740079
MUR 46.270223
MVR 15.460036
MWK 1732.589759
MXN 16.67914
MYR 4.708503
MZN 63.464817
NAD 18.479668
NGN 1468.459806
NIO 36.779278
NOK 10.57578
NPR 132.892105
NZD 1.631675
OMR 0.38484
PAB 0.999272
PEN 3.735678
PGK 3.883486
PHP 58.090389
PKR 277.991612
PLN 3.920675
PYG 7516.246486
QAR 3.641498
RON 4.586697
RSD 108.000995
RUB 91.624992
RWF 1314.098723
SAR 3.750597
SBD 8.475185
SCR 13.702027
SDG 600.999967
SEK 10.65563
SGD 1.34977
SHP 1.26345
SLE 22.847303
SLL 20969.50094
SOS 570.99978
SRD 32.2745
STD 20697.981008
SVC 8.743744
SYP 2512.529855
SZL 18.372125
THB 36.53953
TJS 10.771968
TMT 3.51
TND 3.11875
TOP 2.362549
TRY 32.22115
TTD 6.785941
TWD 32.174498
TZS 2589.999641
UAH 40.109693
UGX 3802.246321
UYU 38.456752
UZS 12703.533522
VEF 3622552.534434
VES 36.500745
VND 25463
VUV 118.72199
WST 2.803093
XAF 604.652256
XAG 0.032421
XAU 0.000427
XCD 2.70255
XDR 0.754851
XOF 604.652256
XPF 110.725372
YER 250.350113
ZAR 18.40105
ZMK 9001.197352
ZMW 26.670968
ZWL 321.999592
El Cachemira indio, un territorio bajo vigilancia cada vez más orwelliana
El Cachemira indio, un territorio bajo vigilancia cada vez más orwelliana / Foto: © AFP

El Cachemira indio, un territorio bajo vigilancia cada vez más orwelliana

Un ambiente cada vez más orwelliano se instaura en Cachemira bajo administración india, donde los comercios y empresas privadas tienen la obligación desde abril de estar equipados con sistemas de videovigilancia.

Tamaño del texto:

En un ambiente "Gran Hermano", las grabaciones de las cámaras de vigilancia deben ser proporcionadas tras simple solicitud de "la policía u otro organismo encargado de hacer respetar la ley", estipula un decreto que entró en vigor en abril.

Se trata, según sus propios términos, de "disuadir a los criminales y los elementos antisociales y antinacionales".

Según los defensores de los derechos humanos, la medida tiene como objetivo convertir al Cachemira indio en uno de los territorios más militarizados del mundo, un Estado bajo vigilancia.

Grupos separatistas combaten las fuerzas indias desde hace décadas, reclamando la independencia de Cachemira o su fusión con Pakistán, que controla parte de este territorio.

Cachemira está dividida entre India y Pakistán, países que desde su independencia en 1947, reivindican la soberanía de este territorio himalayo, de mayoría musulmana.

Desde una insurrección en 1989 en la parte administrada por India, las violencias han causado decenas de miles de muertos.

- Multa o cárcel -

Quien no respete el decreto se expone a una multa o incluso a la cárcel. Y las instalaciones -con infrarrojos, capacidad de almacenamiento de 30 días, buena calidad de imagen- las pagan los propios comerciantes.

Esos sistemas de videovigilancia que respondan a las exigencias del gobierno pueden llegar a costar 40.000 rupias, casi 500 euros (USD 525), según comerciantes de Srinagar, la principal ciudad del territorio.

"Las especificaciones (del sistema) mencionadas en el decreto hacen que para mí sea imposible pagar esos precios, en un momento en que los negocios están a la baja", dice a la AFP Bilal Ahmed, un heladero instalado en el barrio de negocios de Srinagar.

- Seguridad ante todo -

Las reiteradas demandas de la AFP a las autoridades para tratar el tema de la legalidad de esta medidas han quedado sin respuesta.

Pero según varios abogados interrogados por la AFP, el decreto no tienen ningún fundamento jurídico.

"Pero el hecho de que el gobierno describa este asunto como vinculado a la seguridad de Cachemira es superior a cualquier otra consideración", subrayó uno de ellos, requiriendo el anonimato.

Las cámaras de seguridad cubren ya casi todas las calles y callejuelas de Srinagar y otras localidades del territorio.

En agosto de 2019, el gobierno nacionalista hindú de Narendra Modi revocó súbitamente la autonomía parcial del territorio para colocarlo bajo su autoridad directa.

Miles de personas, entre ellos dirigentes políticos y militantes, fueron entonces detenidos. Las comunicaciones telefónicas y por internet fueron cortadas y aislaron al Cachemira indio del resto del mundo durante seis meses.

- "Inquietante evolución" -

Desde entonces, las leyes sobre la detención administrativa son habitualmente invocadas y pueden eludir de hecho los recursos judiciales.

Algunos sospechosos permanecen, a veces durante años, en las prisiones indias, a menudo sin juicio ni posible recurso.

Los habitantes, incluidos los periodistas, son regularmente convocados para "verificaciones de antecedentes". Los soldados confiscan habitualmente teléfonos móviles de los residentes locales para inspeccionar sus actividades.

Las técnicas de espionaje se han vuelto cada vez más sofisticadas, con las fuerzas de seguridad perfeccionando su amplia red de cámaras.

Según un documento oficial consultado por la AFP esta red debería incluir un sistema de vigilancia ultramoderno de 1.100 cámaras dotadas de capacidades de reconocimiento facial y de un centro de mando centralizados para un control en directo por parte de la policía.

El decreto de videovigilancia en los comerciantes supone "una inquietante evolución" para los residentes de Cachemira, declaró a la AFP Aakar Patel, exdirector de Amnistía Internacional en India, pues legitima "una vigilancia completa de su vida cívica, amenazando sus derechos a la vida privada, a la libertad de reunión y a la dignidad".

J.P.Cortez--TFWP