The Fort Worth Press - Renunciar al Bolshói de Moscú fue difícil pero "obvio", dice promesa brasileña

USD -
AED 3.672981
AFN 71.621696
ALL 92.327782
AMD 386.758621
ANG 1.796287
AOA 848.999919
ARS 886.754118
AUD 1.49475
AWG 1.8025
AZN 1.703345
BAM 1.798503
BBD 2.012451
BDT 116.712339
BGN 1.796067
BHD 0.376959
BIF 2859.533926
BMD 1
BND 1.343333
BOB 6.886627
BRL 5.103297
BSD 0.996754
BTN 83.044414
BWP 13.505486
BYN 3.261297
BYR 19600
BZD 2.009049
CAD 1.361325
CDF 2805.000065
CHF 0.909096
CLF 0.032418
CLP 894.4992
CNY 7.232302
CNH 7.24005
COP 3807.17
CRC 510.120471
CUC 1
CUP 26.5
CVE 101.394968
CZK 22.725497
DJF 177.482689
DKK 6.86341
DOP 58.386441
DZD 134.378995
EGP 46.829902
ERN 15
ETB 57.250899
EUR 0.919905
FJD 2.254904
FKP 0.796099
GBP 0.787364
GEL 2.749829
GGP 0.796099
GHS 14.252216
GIP 0.796099
GMD 67.902706
GNF 8567.460938
GTQ 7.743448
GYD 208.518777
HKD 7.79806
HNL 24.678824
HRK 6.979956
HTG 132.567571
HUF 355.457988
IDR 15984.3
ILS 3.706605
IMP 0.796099
INR 83.304351
IQD 1305.659267
IRR 42062.498196
ISK 138.260278
JEP 0.796099
JMD 155.543907
JOD 0.708902
JPY 155.676498
KES 131.000239
KGS 88.209301
KHR 4064.85373
KMF 452.725027
KPW 899.999697
KRW 1358.598917
KWD 0.30691
KYD 0.830682
KZT 443.177429
LAK 21274.208677
LBP 89254.933696
LKR 298.725332
LRD 193.496467
LSL 18.209944
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.817689
MAD 9.923308
MDL 17.636286
MGA 4416.917262
MKD 56.663463
MMK 2093.100246
MNT 3449.999773
MOP 8.010097
MRU 39.727064
MUR 45.940259
MVR 15.460115
MWK 1728.143019
MXN 16.59105
MYR 4.685016
MZN 63.502867
NAD 18.209942
NGN 1495.009954
NIO 36.693704
NOK 10.67526
NPR 132.881802
NZD 1.634775
OMR 0.384887
PAB 0.996625
PEN 3.722102
PGK 3.870772
PHP 57.875045
PKR 277.632194
PLN 3.918728
PYG 7468.06691
QAR 3.6415
RON 4.575696
RSD 107.753997
RUB 90.890023
RWF 1290.405643
SAR 3.750477
SBD 8.475946
SCR 13.637014
SDG 601.00016
SEK 10.691905
SGD 1.345845
SHP 1.26345
SLE 22.847303
SLL 20969.50094
SOS 570.999961
SRD 32.182973
STD 20697.981008
SVC 8.721561
SYP 2512.529855
SZL 18.230307
THB 35.9695
TJS 10.794159
TMT 3.5
TND 3.115018
TOP 2.357024
TRY 32.20596
TTD 6.768314
TWD 32.250498
TZS 2595.000107
UAH 39.32868
UGX 3757.310479
UYU 38.610784
UZS 12677.364477
VEF 3622552.534434
VES 36.580745
VND 25455.5
VUV 118.72199
WST 2.803093
XAF 603.228773
XAG 0.031266
XAU 0.000409
XCD 2.70255
XDR 0.754637
XOF 603.217678
XPF 110.349617
YER 249.899706
ZAR 18.16636
ZMK 9001.202678
ZMW 25.440718
ZWL 321.999592
Renunciar al Bolshói de Moscú fue difícil pero "obvio", dice promesa brasileña
Renunciar al Bolshói de Moscú fue difícil pero "obvio", dice promesa brasileña / Foto: © AFP

Renunciar al Bolshói de Moscú fue difícil pero "obvio", dice promesa brasileña

El día en que Rusia inició la invasión de Ucrania, el bailarín brasileño David Motta, solista principal del Bolshói, solo se hizo una pregunta: "cómo" dejar el país en el que había pasado la mitad de su corta vida y le había convertido en una promesa del ballet.

Tamaño del texto:

Desde ese fatídico 24 de febrero, este joven de 25 años ya ha firmado con el Staatsballett de Berlín, pero antes se da el gusto de actuar en casa, ante el público de Rio de Janeiro, que lo verá este sábado como el príncipe Sigfrido en "El lago de los cisnes", obra icónica nacida precisamente en el Bolshói de Moscú.

De bellas facciones y silueta longilínea, Motta explica serenamente cómo tomó la decisión "más difícil" de su vida, tras secarse el sudor al final del ensayo general en el Teatro Municipal.

"Ahora me siento más tranquilo. Todo eso me dejó un torbellino de emociones. Pasé días sin dormir, sin saber por dónde iba a volver a empezar", explica Motta, todavía vestido con medias blancas y cuerpo de terciopelo con bordados dorados.

Aunque el brasileño fue uno de los primeros, "todos" los bailarines extranjeros del legendario ballet del Teatro Bolshói, en manos del gobierno ruso, acabaron dejando el país.

Era "obvio que tenía que salir" en solidaridad con el pueblo ucraniano; la cuestión era "cómo", explica el joven.

Ante el temor de un cierre de las fronteras, elaboró su "ruta de fuga": reservó un primer vuelo de Moscú a Estambul y de ahí voló a Milán, antes de viajar a Brasil.

- Rusos culpados por la guerra de Putin -

Aunque no se arrepiente, Motta lamenta que la guerra dejara a los artistas, cuya vocación es unir "culturas y países", en una "posición de fuego cruzado" y castigara especialmente a los rusos, que fueron vetados en un sinfín de eventos en el extranjero, así como sus deportistas.

"Infelizmente los rusos son culpados por lo que una sola persona en el gobierno está haciendo", agrega, en alusión al presidente Vladimir Putin.

Pero Motta no se explaya: "Jamás criticaré" el país "donde crecí y me enseñó tanto: lo llevo conmigo en el corazón".

Natural de Cabo Frío, al norte de Rio de Janeiro, Motta descubrió a una edad temprana su pasión por el ballet y, tras destacar en un concurso internacional en Nueva York, consiguió una beca para la Academia del Bolshói sufragada por el Ministerio de Exteriores de Brasil.

Con solo 12 años, cambió las playas idílicas de su pequeña localidad por el frío de la capital de Rusia.

"Fui solo. Recuerdo cada momento: mi llegada al internado, era invierno, estaba todo blanco", explica con cierta nostalgia sobre el país donde acabó teniendo una segunda "familia".

Motta se graduó en 2015, año en que ganó el primer premio en el Concurso de Jóvenes Bailarines de Rusia. Ascendió en las filas del Bolshói hasta el puesto de solista principal, solamente por debajo del primer bailarín, protagonizando clásicos como "Don Quijote" y "El cascanueces".

- "El aire que respiro" -

"El ballet lo es todo para mí. Es el aire que respiro. Me acuesto y me despierto pensando en el ballet (...) En evolucionar y nunca parar", confiesa.

En el estreno de este sábado, cuando se apaguen las luces y la orquesta empiece a tocar las primeras notas de "El lago de los cisnes", Motta admite que sentirá una emoción especial por la presencia de sus padres.

"Para mi familia es la ocasión de verme bailar, después de todo el esfuerzo que se hizo para que me formara en el Bolshói. Poder mostrarles el fruto de mi trabajo no tiene precio", explica este bailarín que solo actuará durante tres noches en el Teatro Municipal, antes de mudarse a finales de mes a Berlín.

En el Staatsballett alemán entrará ya como bailarín principal, aunque todavía no sabe con qué obra debutará. En realidad, ni siquiera conoce la ciudad ni habla alemán. Pero eso no debería ser un problema para un brasileño que a los 12 años aprendió ruso a 11.000 km de su casa.

G.Dominguez--TFWP