The Fort Worth Press - En Francia, los extranjeros votan... gracias a los abstencionistas

USD -
AED 3.67295
AFN 72.503991
ALL 95.850403
AMD 406.095122
ANG 1.802595
AOA 831.503981
ARS 837.498454
AUD 1.525553
AWG 1.8
AZN 1.70397
BAM 1.806769
BBD 2.019548
BDT 109.776714
BGN 1.80721
BHD 0.376764
BIF 2866
BMD 1
BND 1.344887
BOB 6.91095
BRL 4.995504
BSD 1.000212
BTN 83.134148
BWP 13.805463
BYN 3.273255
BYR 19600
BZD 2.01613
CAD 1.34865
CDF 2765.000362
CHF 0.88059
CLF 0.035523
CLP 980.203912
CNY 7.195404
COP 3963.32
CRC 514.644409
CUC 1
CUP 26.5
CVE 102.250394
CZK 23.428104
DJF 177.720394
DKK 6.88885
DOP 58.803886
DZD 134.497417
EGP 30.846676
ERN 15
ETB 56.690392
EUR 0.92305
FJD 2.235204
FKP 0.788863
GBP 0.788706
GEL 2.650391
GGP 0.788863
GHS 12.37504
GIP 0.788863
GMD 67.27504
GNF 8595.000355
GTQ 7.816202
GYD 209.259251
HKD 7.82205
HNL 24.82504
HRK 7.030095
HTG 132.650327
HUF 359.530388
IDR 15594.15
ILS 3.63115
IMP 0.788863
INR 82.88205
IQD 1310
IRR 42032.503818
ISK 137.803816
JEP 0.788863
JMD 156.438516
JOD 0.70904
JPY 150.48504
KES 146.000351
KGS 89.430385
KHR 4080.000351
KMF 454.950384
KPW 899.999196
KRW 1331.00035
KWD 0.307804
KYD 0.833557
KZT 451.10719
LAK 20890.000349
LBP 89650.000349
LKR 310.983214
LRD 190.650382
LSL 19.190382
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.840381
MAD 10.056504
MDL 17.908628
MGA 4535.000347
MKD 56.924576
MMK 2100.406003
MNT 3406.327173
MOP 8.059806
MRU 39.750379
MUR 45.622141
MVR 15.403741
MWK 1683.000345
MXN 17.116204
MYR 4.777504
MZN 63.503732
NAD 19.190377
NGN 1607.000344
NIO 36.825039
NOK 10.600505
NPR 133.014933
NZD 1.613684
OMR 0.384952
PAB 1.000212
PEN 3.811504
PGK 3.725039
PHP 55.935039
PKR 279.725038
PLN 3.979231
PYG 7281.326935
QAR 3.640504
RON 4.597904
RSD 108.338038
RUB 93.055038
RWF 1275
SAR 3.750554
SBD 8.500465
SCR 13.493038
SDG 601.00034
SEK 10.292915
SGD 1.343038
SHP 1.26625
SLE 22.483622
SLL 19750.000338
SOS 571.503664
SRD 35.701038
STD 20697.981008
SVC 8.752206
SYP 13001.869854
SZL 19.19037
THB 35.930369
TJS 10.952207
TMT 3.51
TND 3.123504
TOP 2.360304
TRY 30.818685
TTD 6.798372
TWD 31.617038
TZS 2550.000335
UAH 38.283133
UGX 3935.443938
UYU 39.122944
UZS 12537.503622
VEF 3618584.714698
VES 36.186223
VND 24640
VUV 120.023184
WST 2.739916
XAF 605.98169
XAG 0.043588
XAU 0.000491
XCD 2.70255
XDR 0.755032
XOF 604.503597
XPF 110.380364
YER 250.350363
ZAR 19.25804
ZMK 9001.203589
ZMW 22.979533
ZWL 321.999592
En Francia, los extranjeros votan... gracias a los abstencionistas
En Francia, los extranjeros votan... gracias a los abstencionistas

En Francia, los extranjeros votan... gracias a los abstencionistas

Por un lado, abstencionistas desilusionados con el sistema político. Del otro, ciudadanos extranjeros que no tienen derecho a votar. En pocos días, decenas de franceses cederán su "privilegio" electoral a migrantes deseosos de que su voz cuente en la presidencial.

Tamaño del texto:

La celestina de estas curiosas parejas es la plataforma "Alter-votants". A cinco días de la primera vuelta, decenas de tándems ya se han formado, una cifra anecdótica respecto a 2017, cuando alrededor de mil extranjeros usaron esta sistema simbólico.

"Me dije que finalmente podía ofrecer este privilegio a alguien que realmente quiere votar", confiesa Thomas (seudónimo). Este parisino de 20 años, sensible al movimiento anticapitalista, nunca ha votado y considera que esto no permite "cambiar el sistema".

Thomas cederá su voto a Bruno da Silva, un portugués de 23 años cuyo sueño, tras residir desde hace 15 años en Francia, es depositar una papeleta en la urna. "A falta de algo mejor", está contento de poder votar a través de un intermediario.

"Es verdad que no somos nosotros quienes vamos a la cabina electoral, así que no tiene el mismo significado", admite no obstante este estudiante luso de máster en la prestigiosa Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales, EHESS.

El domingo, se reunirá con Thomas delante de su colegio electoral y tiene claro qué papeleta le dará: Jean-Luc Mélenchon. Hace cinco, Da Silva ya votó por el candidato de izquierda radical a través de este sistema alternativo.

"No tiene sentido que alguien que ha vivido aquí durante 15 o 20 años no pueda votar. He votado por correo en Portugal, pero ese voto no tiene sentido, porque no vivo allí", lamenta.

- Sin derecho a voto -

En Francia, el derecho a voto está vinculado a la posesión de la nacionalidad francesa. Los extranjeros, que representan el 7,6% de la población según el Insee, deben residir como mínimo 5 años en suelo francés para poder solicitar la naturalización.

Los ciudadanos de los países de la Unión Europea (UE) pueden no obstante participar en las elecciones municipales y al Parlamento Europeo, siempre y cuando estén inscritos en las listas electorales.

"Los extranjeros que tenemos son ciudadanos que trabajan, participan en las reuniones de vecinos, tienen hijos escolarizados, están implicados en asociaciones de barrio. Forman parte de la sociedad", dice Thomas Berteigne, confundador de Alter-votants.

"Poder votar sería la culminación de un proceso de integración", agrega este hombre, que se pregunta: "¿Cómo puede ser que haya tanta gente que no quiere votar y tantos que no pueden?".

Noé, que no quiere decir su apellido, no vota porque está "en profundo desacuerdo con el sistema". El joven de 26 años, que se define como "libertario", considera que ceder su voto puede ser útil "para los principales afectados por las políticas migratorias del gobierno".

- Extrema izquierda -

Los extranjeros que se benefician de este voto proceden de "todos los continentes" y votan por "varias sensibilidades", asegura Thomas Berteigne, aunque todas las personas consultadas por la AFP tienden hacia la extrema izquierda.

"No tenía ganas de interferir en su elección, pero hemos hablado y coincidimos bastante", explica Noé. Su tándem Felipe Rosselot, un chileno de 23 años, no revela su sufragio, pero afirma que suele participar en manifestaciones contra la extrema derecha.

"Convertirse en francés es una carrera de obstáculos", asegura el chileno, para quien el derecho al voto sería como lograr el "Santo Grial".

Pero por el momento, teme la segunda vuelta prevista el 24 de abril. Según los sondeos, el actual presidente liberal, Emmanuel Macron, pasaría al balotaje final contra la ultraderechista Marine Le Pen. Mélenchon es el tercer candidato con posibilidades.

Rosselot no tiene ganas de votar "ni por Macron ni por la extrema derecha". De hecho, confiesa tras un largo silencio: "Podría abstenerme".

D.Ford--TFWP