The Fort Worth Press - Los serbios acuden a las urnas bajo la sombra de la guerra en Ucrania

USD -
AED 3.672996
AFN 73.220452
ALL 95.962281
AMD 405.948237
ANG 1.80202
AOA 828.514014
ARS 841.753897
AUD 1.539565
AWG 1.8
AZN 1.702706
BAM 1.808138
BBD 2.018925
BDT 109.738228
BGN 1.804644
BHD 0.376944
BIF 2856.984371
BMD 1
BND 1.346258
BOB 6.909654
BRL 4.962403
BSD 0.99994
BTN 82.904596
BWP 13.800946
BYN 3.27227
BYR 19600
BZD 2.015504
CAD 1.357335
CDF 2770.000357
CHF 0.879105
CLF 0.035499
CLP 979.540059
CNY 7.1983
COP 3923.13
CRC 514.20251
CUC 1
CUP 26.5
CVE 101.940065
CZK 23.382302
DJF 177.720328
DKK 6.877475
DOP 58.678057
DZD 134.80405
EGP 30.939799
ERN 15
ETB 56.731736
EUR 0.922651
FJD 2.263504
FKP 0.787953
GBP 0.789951
GEL 2.659689
GGP 0.787953
GHS 12.598978
GIP 0.787953
GMD 67.896778
GNF 8593.23358
GTQ 7.803566
GYD 209.196008
HKD 7.827705
HNL 24.691563
HRK 7.030095
HTG 132.887724
HUF 363.50031
IDR 15722.9
ILS 3.59418
IMP 0.787953
INR 82.899706
IQD 1309.832527
IRR 42042.501428
ISK 137.760066
JEP 0.787953
JMD 156.175895
JOD 0.709001
JPY 150.647499
KES 146.4992
KGS 89.43011
KHR 4070.57638
KMF 453.94994
KPW 900.01383
KRW 1336.609891
KWD 0.30768
KYD 0.833252
KZT 450.388984
LAK 20867.635843
LBP 89539.649155
LKR 310.179214
LRD 190.800263
LSL 19.079701
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.833289
MAD 10.137797
MDL 17.813114
MGA 4527.237849
MKD 56.901034
MMK 2099.818336
MNT 3396.082004
MOP 8.060165
MRU 39.929809
MUR 44.750089
MVR 15.426387
MWK 1683.145891
MXN 17.096198
MYR 4.769022
MZN 63.500496
NAD 19.079749
NGN 1630.659898
NIO 36.804371
NOK 10.584381
NPR 132.644901
NZD 1.64186
OMR 0.384951
PAB 0.99994
PEN 3.788569
PGK 3.811716
PHP 56.257996
PKR 279.090123
PLN 3.986141
PYG 7296.159162
QAR 3.640502
RON 4.583701
RSD 108.128034
RUB 92.050321
RWF 1276.088253
SAR 3.750479
SBD 8.475185
SCR 13.406471
SDG 601.000292
SEK 10.33314
SGD 1.346075
SHP 1.26825
SLE 22.725545
SLL 19750.000125
SOS 571.497745
SRD 35.329523
STD 20697.981008
SVC 8.749474
SYP 13001.870728
SZL 19.2555
THB 36.018002
TJS 10.97362
TMT 3.51
TND 3.11975
TOP 2.36255
TRY 31.19988
TTD 6.788546
TWD 31.652796
TZS 2549.999812
UAH 38.150536
UGX 3939.297287
UYU 39.069398
UZS 12483.532332
VEF 3601201.313605
VES 36.02554
VND 24630
VUV 119.845532
WST 2.740874
XAF 606.432676
XAG 0.044563
XAU 0.000492
XCD 2.70255
XDR 0.753376
XOF 606.438282
XPF 115.480604
YER 250.35026
ZAR 19.29805
ZMK 9001.195506
ZMW 23.222317
ZWL 321.999592
Los serbios acuden a las urnas bajo la sombra de la guerra en Ucrania
Los serbios acuden a las urnas bajo la sombra de la guerra en Ucrania

Los serbios acuden a las urnas bajo la sombra de la guerra en Ucrania

Los serbios acudían este domingo a las urnas en unas elecciones en las que el presidente populista Aleksandar Vucic busca ser reelegido con la promesa de garantizar la estabilidad, bajo la sombra de la guerra en Ucrania.

Tamaño del texto:

Además de sus 250 diputados y su presidente, el país balcánico elegirá consejos municipales.

Según los últimos sondeos, el partido de centroderecha SNS del jefe de Estado debe confirmar su control del Parlamento, y el presidente se perfila como favorito para un segundo mandato en este país tradicionalmente cercano a Rusia.

"Personalmente, veo un avance estable y he votado de acuerdo con esta opinión", declaró a la AFP Milovan Krstic, de 52 años, empleado en una administración.

La invasión lanzada por Rusia sobre Ucrania a finales de febrero alteró el curso de la campaña electoral que, según los analistas, iba a centrarse en el medioambiente, la corrupción y los derechos.

Pero Vucic, acusado de autoritarismo por sus rivales, sacó provecho de la inestabilidad causada por la guerra, presentándose como el único capaz de timonear el país en medio de la tormenta.

A media campaña, el presidente saliente inventó un nuevo eslogan: "Paz. Estabilidad. Vucic".

- "Victoria enorme" -

"Esperamos una victoria enorme", dijo al introducir su papeleta en la urna. "Lo más importante, es preservar la paz, la estabilidad y garantizar grandes avance económicos".

Al final de la mañana, la participación era muy parecida a la de las legislativas de 2020, de alrededor de 14%, según el Cesid, una oenegé que vela por la votación.

En un país antes considerado como un paria, sigue muy vivo el recuerdo de las guerras que llevaron a la desintegración sangrienta de Yugoslavia y las sanciones económicas que golpearon a la clase media.

La gente prefiere un líder que promete estabilidad antes que arriesgarse a un cambio, asegura a la AFP Zoran Stojiljkovic, profesor de ciencias políticas en Belgrado.

"Las grandes crisis, al menos a corto plazo, favorecen siempre a quienes ya están en el poder. Generan incertidumbre, miedo y la esperanza de que el sistema garantizará al menos la seguridad básica", añade.

Hace apenas unos meses, la oposición parecía haber logrado un gran avance en ese país de menos de siete millones de habitantes.

En enero, Vucic anuló un controvertido proyecto para una mina de litio que provocó protestas de decenas de miles de personas.

Fue un paso atrás que sorprendió en un hombre poco dado a rectificar tras una década en el poder como primer ministro adjunto, primer ministro o presidente.

La oposición espera que una alta participación desencadene una segunda vuelta.

Según los sondeos de opinión, el principal rival de Vucic es el general retirado Zdravko Ponos, un candidato sorpresa de la oposición proeuropea.

- Prorrusos -

"Espero que esta votación será sinónimo de un cambio serio en Serbia", dijo Ponos tras votar. "Creo en un futuro radiante, y las elecciones son un buen medio para cambiar la situación".

Pero los analistas no esperan grandes cambios respecto al Parlamento saliente, controlado casi por completo por la coalición favorable a Vucic.

En Serbia, muchos habitantes respaldan la guerra del Kremlin, incluidos algunos partidos de la oposición. Y aquellos que no la apoyan, no se atreven a decirlo por miedo a alejar a los votantes pro-Moscú.

Además, Vucic cuenta con otras armas. En su mandato ha estrechado su influencia en todos los niveles del poder y controla de facto las instituciones y casi todos los medios.

En la precampaña, el presidente distribuyó numerosas ayudas y sus críticos le acusaron de comprar votos.

A.Nunez--TFWP