The Fort Worth Press - "Ya no llegamos": la inflación hace estragos entre la clase media israelí

USD -
AED 3.672499
AFN 72.212319
ALL 95.002939
AMD 395.240482
ANG 1.801387
AOA 832.824502
ARS 868.740901
AUD 1.559953
AWG 1.8
AZN 1.702384
BAM 1.839688
BBD 2.018126
BDT 109.696505
BGN 1.838598
BHD 0.376878
BIF 2869
BMD 1
BND 1.364199
BOB 6.931452
BRL 5.2716
BSD 0.999516
BTN 83.574368
BWP 13.815062
BYN 3.271048
BYR 19600
BZD 2.01474
CAD 1.38216
CDF 2790.000133
CHF 0.912195
CLF 0.035826
CLP 988.550084
CNY 7.238498
CNH 7.26287
COP 3940.25
CRC 500.599647
CUC 1
CUP 26.5
CVE 103.718789
CZK 23.749795
DJF 177.995795
DKK 7.013029
DOP 59.052322
DZD 134.811465
EGP 48.558103
ERN 15
ETB 56.872616
EUR 0.94001
FJD 2.277955
FKP 0.802762
GBP 0.80349
GEL 2.669991
GGP 0.802762
GHS 13.423633
GIP 0.802762
GMD 67.825026
GNF 8590.792153
GTQ 7.77425
GYD 209.279248
HKD 7.832199
HNL 24.67654
HRK 7.08016
HTG 132.53505
HUF 371.209468
IDR 16280.25
ILS 3.756915
IMP 0.802762
INR 83.66855
IQD 1309.359759
IRR 42075.000171
ISK 141.660174
JEP 0.802762
JMD 155.270126
JOD 0.708697
JPY 154.47962
KES 131.506315
KGS 89.1061
KHR 4041.89575
KMF 462.85009
KPW 900.00035
KRW 1391.494987
KWD 0.30814
KYD 0.83293
KZT 448.643844
LAK 21259.964727
LBP 89507.912992
LKR 300.071018
LRD 193.000177
LSL 18.90281
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.831086
MAD 10.166351
MDL 17.791887
MGA 4393.650794
MKD 57.889792
MMK 2099.020332
MNT 3450.000346
MOP 8.063116
MRU 39.674975
MUR 46.699594
MVR 15.445008
MWK 1732.533804
MXN 17.044497
MYR 4.791946
MZN 63.502122
NAD 18.894952
NGN 1147.694249
NIO 36.788118
NOK 10.96927
NPR 133.718989
NZD 1.69795
OMR 0.384966
PAB 0.999516
PEN 3.728501
PGK 3.785103
PHP 56.993985
PKR 278.121746
PLN 4.095973
PYG 7401.763668
QAR 3.64075
RON 4.677598
RSD 110.113469
RUB 93.324988
RWF 1288.195539
SAR 3.751182
SBD 8.475185
SCR 13.567225
SDG 586.000027
SEK 10.92729
SGD 1.36381
SHP 1.26345
SLE 22.847303
SLL 20969.503664
SOS 571.529093
SRD 34.784498
STD 20697.981008
SVC 8.745996
SYP 2512.53037
SZL 19.052501
THB 36.641992
TJS 10.929853
TMT 3.5
TND 3.1125
TOP 2.390501
TRY 32.49078
TTD 6.784715
TWD 32.507503
TZS 2589.999608
UAH 39.558091
UGX 3833.075443
UYU 38.885727
UZS 12660.906863
VEF 3622552.534434
VES 36.237127
VND 25290
VUV 118.722038
WST 2.803608
XAF 617.014152
XAG 0.035259
XAU 0.000418
XCD 2.70255
XDR 0.759466
XOF 617.014152
XPF 112.450068
YER 250.324939
ZAR 19.00915
ZMK 9001.200677
ZMW 25.062904
ZWL 321.999592
"Ya no llegamos": la inflación hace estragos entre la clase media israelí
"Ya no llegamos": la inflación hace estragos entre la clase media israelí / Foto: © AFP

"Ya no llegamos": la inflación hace estragos entre la clase media israelí

Con la cabeza descubierta, tatuajes en los puños y camiseta de manga corta, Talia destaca en un supermercado transitado por judíos ultraortodoxos. Ante la inflación galopante, esta israelí acude a tiendas con descuentos habitualmente frecuentadas por familias numerosas.

Tamaño del texto:

"No tenía otra opción que venir aquí. Tengo miedo de no poder alimentar a mis dos niños", explica la enfermera de 32 años, que lleva el carro lleno de paquetes de pastas vendidos de seis en seis en este supermercado de la periferia de Jerusalén.

"Trabajamos como locos, he multiplicado mis guardias de noche, y mi marido, técnico de electrodomésticos, trabaja incluso los fines de semana pero ya no llegamos", se desespera esta mujer que prefiere no dar su apellido.

El encarecimiento del nivel de vida castiga desde hace años a los más pobres de Israel, excluidos del auge económico de la "nación de las empresas emergentes".

Pero con la subida reciente de los precios de la alimentación, incluso las clases medias quedan en precario, una cuestión que se ha situado en el centro de las elecciones legislativas del 1 de noviembre.

La profesora Ayelet Benshoshan empuja su carro entre los estantes de los supermercados Rami Lévy, que alardea de proponer "el cesto de la compra más barato del país".

Con los ojos fijos en su lista de la compra, va pasando entre carteles de colores vivos que anuncian las promociones del momento: pepinos a 2 séqueles (0,57 dólares) el kilo, carne en liquidación, latas de atún con descuentos...

"Siempre nos fijamos pero ahora simplemente hay muchas cosas que simplemente dejamos de comprar", explica la mujer en la cuarentena, que dice haber renunciado a los "bombones, las galletitas saladas, las natillas o algunos cereales a más de 20 séqueles el paquete", unos 6 dólares.

Con cinco niños "todos todavía en casa", ella y su marido, que trabaja como empleado de mantenimiento en una escuela, tiran adelante "con dificultades". "Preparo cada vez más cosas en casa, pan o pasteles, para evitar comprarlos", explica.

- Vida cara -

La cadena Rami Lévy registró un aumento de ventas del 15% interanual, seduciendo a una clase media que cada vez sufre más para llegar a final de mes, explica a la AFP el propietario Rami Lévy.

"Con el aumento de precios, la gente (...) comenzó a venir a nosotros porque saben que es menos caro", dice.

"Cada año, el gobierno aumenta los impuestos sobre los propietarios, los derechos aduaneros y la electricidad. Sin medidas en estos factores, será imposible abajar los precios", añade.

En 2021, la revista The Economist clasificó Tel Aviv como la ciudad más cara del mundo por delante de París, Hong Kong y Nueva York, en parte por la explosión de los precios inmobiliario en un país en crecimiento por el auge de las nuevas tecnologías.

Con un coste de vida ya prohibitivo se unió este año una inflación récord en más de una década (+4,6% en los últimos 12 meses), según las cifras publicadas en octubre por la Oficina Central de Estadística.

Según Aron Troen, profesor de la escuela de sanidad pública de la Universidad Hebraica de Jerusalén, esta situación amenaza la seguridad alimentaria de numerosas familias, más allá de las clases más pobres.

"Como hay una inflación rápida de precios de los productos alimentarios y los salarios no van en consonancia, la clase media que debe gastar más dinero no solo en la comida, sino también en el alquiler, el transporte, el combustible, la educación..., empieza a tener dificultades para procurarse una alimentación sana", explica.

- Inseguridad alimentaria -

"La gente empieza por cambiar la calidad de lo que come, después se salta comidas o solo da comida a los niños", dice Troen.

Según la Agencia Nacional de la Seguridad Social, más del 20% de la población israelí estaba en situación de inseguridad alimentaria en 2021. El principal banco de alimentos del país, Latet, elevaba la estimación al 30%.

Durante la campaña electoral, los partidos compiten con promesas para frenar la inflación.

"Querría que piensen en nosotros, los ciudadanos ordinarios, que trabajamos duro y cuyos salarios no aumentaron, que tenemos niños, pagamos nuestros impuestos y realizamos nuestro servicio civil y militar. Nos merecemos una vida más fácil", dice Ayelet Benshoshan.

"Es la clase media que empieza realmente a desplomarse. Espero que nos escuchen", añade.

A.Maldonado--TFWP