The Fort Worth Press - En un "desierto alimentario" de Florida crece el sentimiento de exclusión en Estados Unidos

USD -
AED 3.672501
AFN 71.631438
ALL 95.179683
AMD 395.104736
ANG 1.797381
AOA 837.498008
ARS 869.237794
AUD 1.554195
AWG 1.8
AZN 1.701434
BAM 1.836854
BBD 2.013648
BDT 109.668421
BGN 1.83251
BHD 0.376867
BIF 2857.437455
BMD 1
BND 1.359167
BOB 6.919837
BRL 5.234097
BSD 0.997254
BTN 83.437693
BWP 13.783827
BYN 3.26325
BYR 19600
BZD 2.010274
CAD 1.377395
CDF 2790.000542
CHF 0.910901
CLF 0.035477
CLP 978.93054
CNY 7.238294
CNH 7.24577
COP 3892.15
CRC 499.695365
CUC 1
CUP 26.5
CVE 103.559035
CZK 23.680222
DJF 177.591556
DKK 6.99551
DOP 58.949243
DZD 134.767364
EGP 48.504975
ERN 15
ETB 56.74331
EUR 0.93758
FJD 2.2733
FKP 0.802762
GBP 0.80325
GEL 2.660158
GGP 0.802762
GHS 13.439585
GIP 0.802762
GMD 67.95006
GNF 8573.06225
GTQ 7.771668
GYD 209.210483
HKD 7.83024
HNL 24.710119
HRK 7.08016
HTG 132.186009
HUF 368.270061
IDR 16264
ILS 3.788405
IMP 0.802762
INR 83.59605
IQD 1306.393708
IRR 42062.502706
ISK 140.919985
JEP 0.802762
JMD 155.057507
JOD 0.708704
JPY 154.397497
KES 132.506959
KGS 89.005103
KHR 4033.444879
KMF 463.599363
KPW 900.00035
KRW 1381.515005
KWD 0.30814
KYD 0.83106
KZT 447.831426
LAK 21217.063637
LBP 89307.005868
LKR 301.172633
LRD 193.302457
LSL 19.097503
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.866755
MAD 10.142332
MDL 17.821188
MGA 4375.579989
MKD 57.733301
MMK 2094.241819
MNT 3450.000346
MOP 8.059525
MRU 39.674972
MUR 46.545857
MVR 15.450203
MWK 1728.672797
MXN 16.97042
MYR 4.7903
MZN 63.503078
NAD 19.020154
NGN 1140.639968
NIO 36.706879
NOK 11.013005
NPR 133.496743
NZD 1.69278
OMR 0.384948
PAB 0.999202
PEN 3.759609
PGK 3.78625
PHP 57.307502
PKR 277.616959
PLN 4.067412
PYG 7380.814008
QAR 3.640498
RON 4.664899
RSD 109.811985
RUB 94.149546
RWF 1285.490659
SAR 3.751136
SBD 8.475185
SCR 13.514704
SDG 585.999461
SEK 10.946365
SGD 1.361005
SHP 1.26345
SLE 22.847303
SLL 20969.503664
SOS 571.501412
SRD 34.7755
STD 20697.981008
SVC 8.725851
SYP 2512.53037
SZL 18.978656
THB 36.795966
TJS 10.916399
TMT 3.505
TND 3.162999
TOP 2.39395
TRY 32.484495
TTD 6.771463
TWD 32.353016
TZS 2577.917756
UAH 39.433649
UGX 3812.144578
UYU 38.872792
UZS 12680.000115
VEF 3622552.534434
VES 36.243564
VND 25405
VUV 118.722038
WST 2.803608
XAF 614.865536
XAG 0.035449
XAU 0.000422
XCD 2.70255
XDR 0.757759
XOF 614.865536
XPF 111.575035
YER 250.35005
ZAR 19.01195
ZMK 9001.19651
ZMW 25.206689
ZWL 321.999592
En un "desierto alimentario" de Florida crece el sentimiento de exclusión en Estados Unidos
En un "desierto alimentario" de Florida crece el sentimiento de exclusión en Estados Unidos / Foto: © AFP

En un "desierto alimentario" de Florida crece el sentimiento de exclusión en Estados Unidos

"Es realmente agotador". Sentada frente a su casa en una calle de Jacksonville rodeada de edificios de un azul desteñido, Brenda Jenkins tiene un simple deseo: poder comprar productos frescos cerca de su casa.

Tamaño del texto:

Realidad diaria para la mayoría de la población urbana, este deseo es inaccesible a unos 39 millones de estadounidenses que, como esta afroestadounidense de 26 años, viven en un "desierto alimentario", apodo de ciertas zonas con una alta tasa de pobreza, donde los almacenes que venden frutas y verduras frescas no son fácilmente accesibles.

El nombre puede ser engañoso. El problema no es tanto que estos productos no estén disponibles, sino que es difícil ir a los puntos de venta, pese a que el automóvil es rey, pero también un transporte costoso.

Pese a estar situado en una gran ciudad del norte de Florida, el vecindario de Brenda Jenkins, de mayoría afroestadounidense, no tiene supermercados. En su lugar, estaciones de servicio, restaurantes de comidas rápidas y pequeños comercios copan la oferta.

Pasando por los estantes de algunos de estos comercios abundan los caramelos, papas, sodas o galletas y es casi imposible encontrar productos frescos, apenas hay algunas manzanas y bananos cerca de la caja registradora.

Los más pobres no tienen más opción para hacer las compras. El supermercado más cercano está a una hora de camino y el sistema de transporte público es paupérrimo.

Brenda Jenkins, madre de tres pequeños, tiene un vehículo y en él transporta a algunos de sus vecinos que no tienen. "Pero si yo me mudara, o si estuviera ocupada, ¿cómo van a hacer sus compras?".

Muchas veces cuando su auto está averiado, deben conformarse con "productos industriales" sin valor nutritivo de la tienda más próxima. "Y no es saludable, sobre todo para los niños".

A pocas semanas de las elecciones que pueden cambiar el partido mayoritario en el Congreso estadounidense, Jenkins lamenta no haber visto a ningún candidato que recorra su barrio, ni siquiera propaganda.

Jenkins cree que los políticos ignoran su vecindario "porque somos considerados de bajos ingresos".

La joven madre cree que, de preocuparse por ellos, "algo se habría hecho" para facilitar su acceso a una alimentación sana.

- "Derecho humano" -

Antes próspero, el barrio se ha empobrecido progresivamente a lo largo de las últimas décadas, volviéndose menos rentable para las cadenas de supermercados. Cuando cerró el último de ellos "la gente perdió el acceso a una alimentación sana", explica Mika Hardison-Carr, que administra un jardín colectivo llamado White Harvest Farms.

Y con el tiempo, los habitantes se acostumbran a vivir en un desierto alimentario y a comer "productos procesados, transformados o en conserva", dice esta residente que tiene una pequeña naranja en la mano y un sombrero de paja en la cabeza.

"Es muy difícil cambiar el modo de vida de alguien", añade.

No se trata sólo de dar acceso a los productos frescos sino de aprender a reintegrarlos a su vida diaria.

La mala alimentación "contribuye a todos esos problemas de salud que hacen que muramos más jóvenes, que estemos más enfermos o más gordos", dice Mika Hardison-Carr.

"Creo que tener acceso a productos frescos y sanos debería ser un derecho humano".

La granja urbana, creada por la asociación Clara White Mission, con la ayuda de fondos públicos, ofrece productos gratuitos a los voluntarios que trabajan en el programa de siembra, y otros residentes pueden comprar utilizando los cupones alimentarios de los que muchos dependen.

En otoño, cuando el calor sofocante de Florida comienza a bajar, algunos voluntarios se suman a la siembra.

Para atraer al público, la granja cultiva en especial productos infaltables en la cocina afroestadounidense y propia del sur, como las coles rizadas.

Algunos vecinos "ya han venido a preguntar cuándo estarán listas las legumbres, ¡pero apenas las sembramos!", ríe Nicole Boone, voluntaria y beneficiaria de la granja, que se unió al programa desde que comenzó a inicios de 2021.

Un poco más allá, Sarah Salvatore, una de las responsables del lugar, planta flores que atraen insectos con el fin de evitar utilizar pesticidas para las legumbres.

"Creo que los desiertos alimentarios son muy fáciles de eliminar", asegura, mientras está acurrucada entre las plantas.

"Se debe elegir gente lista a invertir energía en resolver estos problemas, porque es posible resolverlos, solo están mal financiados".

L.Holland--TFWP