The Fort Worth Press - Las importaciones de Argentina en jaque por falta de dólares

USD -
AED 3.67297
AFN 70.774255
ALL 92.738997
AMD 388.096051
ANG 1.802659
AOA 875.498214
ARS 925.9958
AUD 1.51434
AWG 1.8
AZN 1.702819
BAM 1.804227
BBD 2.019631
BDT 117.526591
BGN 1.804077
BHD 0.37691
BIF 2881.430983
BMD 1
BND 1.345006
BOB 6.911375
BRL 5.602101
BSD 1.000268
BTN 83.726811
BWP 13.571831
BYN 3.273402
BYR 19600
BZD 2.016218
CAD 1.378445
CDF 2864.999828
CHF 0.885601
CLF 0.034305
CLP 947.000059
CNY 7.2764
CNH 7.284285
COP 4016.5
CRC 530.253411
CUC 1
CUP 26.5
CVE 101.719541
CZK 23.434959
DJF 178.116438
DKK 6.87834
DOP 59.215321
DZD 134.628079
EGP 48.3405
ERN 15
ETB 57.818563
EUR 0.92178
FJD 2.250796
FKP 0.77056
GBP 0.77405
GEL 2.714974
GGP 0.77056
GHS 15.503547
GIP 0.77056
GMD 67.750313
GNF 8619.84668
GTQ 7.760999
GYD 209.269287
HKD 7.809509
HNL 24.770067
HRK 6.90795
HTG 132.028302
HUF 362.530293
IDR 16244.65
ILS 3.63182
IMP 0.77056
INR 83.708501
IQD 1310.320015
IRR 42104.999871
ISK 137.999662
JEP 0.77056
JMD 156.539146
JOD 0.708705
JPY 154.1525
KES 132.497052
KGS 84.227301
KHR 4107.895684
KMF 453.749997
KPW 900.00035
KRW 1382.750139
KWD 0.30573
KYD 0.833572
KZT 474.073117
LAK 22170.459682
LBP 89571.867418
LKR 303.631885
LRD 195.044326
LSL 18.312377
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.833904
MAD 9.889484
MDL 17.789504
MGA 4545.161022
MKD 56.844494
MMK 3247.960992
MNT 3450.000346
MOP 8.046051
MRU 39.589118
MUR 46.729801
MVR 15.359763
MWK 1734.393594
MXN 18.262505
MYR 4.672499
MZN 63.899991
NAD 18.312377
NGN 1591.750221
NIO 36.817004
NOK 11.01007
NPR 133.962786
NZD 1.683995
OMR 0.384957
PAB 1.000268
PEN 3.75919
PGK 3.867123
PHP 58.606503
PKR 278.568094
PLN 3.954298
PYG 7575.575871
QAR 3.649136
RON 4.582035
RSD 107.906977
RUB 86.724587
RWF 1313.733268
SAR 3.751303
SBD 8.475946
SCR 13.608998
SDG 585.999964
SEK 10.77394
SGD 1.343735
SHP 0.77056
SLE 22.847303
SLL 20969.503664
SOS 571.673693
SRD 29.32097
STD 20697.981008
SVC 8.751764
SYP 2512.53037
SZL 18.307949
THB 36.138495
TJS 10.652577
TMT 3.51
TND 3.106706
TOP 2.376595
TRY 32.865225
TTD 6.79883
TWD 32.756987
TZS 2685.67594
UAH 41.250634
UGX 3720.445383
UYU 40.147231
UZS 12587.522255
VEF 3622552.534434
VES 36.514229
VND 25360
VUV 118.722038
WST 2.803608
XAF 605.120801
XAG 0.034065
XAU 0.000414
XCD 2.70255
XDR 0.754421
XOF 605.120801
XPF 110.017435
YER 250.349975
ZAR 18.313699
ZMK 9001.205525
ZMW 26.056033
ZWL 321.999592
Las importaciones de Argentina en jaque por falta de dólares
Las importaciones de Argentina en jaque por falta de dólares / Foto: © AFP

Las importaciones de Argentina en jaque por falta de dólares

¿Faltará el café? ¿Y el salame para la picada? En medio de la crisis cambiaria por la escasez de dólares, con una fuerte reducción de reservas internacionales y crecientes dificultades para importar, los argentinos se preguntan si están en riesgo sus costumbres cotidianas.

Tamaño del texto:

Para no fallarle a ninguno de sus clientes, el importador que le vende el café de especialidad a Agustina Román para su cafetería 'Tres', en Buenos Aires, esta vez le llevó solo cinco bolsas en lugar de las 10 acostumbradas.

"No creo que vamos a llegar al desabastecimiento, pero sí habrá que tener mayor cuidado de la materia prima para que se pueda abastecer a todos los negocios", reflexionó Román, al advertir que la crisis de las importaciones toma a Argentina en pleno invierno, cuando la demanda de café aumenta entre 20% y 30% en medio del frío invierno austral.

Argentina no produce café, sino que lo importa. Pero las cafeterías de Buenos Aires son toda una institución que identifica a la ciudad. Hay, incluso, una lista de "cafés notables". Por eso este producto ilustra una situación que se extiende a otras mercaderías.

El salame, ingrediente infaltable de la tradicional picada que se comparte en los encuentros familiares o entre amigos, es en cambio un producto nacional. Pero para hacer el embutido se necesitan hasta 25 componentes importados, entre estos tripas y conservantes, según la Cámara de Chacinados, que alertó en estos días sobre una merma en las existencias de estas mercaderías.

Y es que todo se conjura contra las importaciones en Argentina: alza en los precios internacionales y aumento en los costos de los fletes, más una caída sostenida de la disponibilidad de dólares en el país.

El gobierno mantiene un férreo control de cambios ante la erosión de sus reservas internacionales.

- Faltan dólares, sobran pesos -

Para Fernando Furci, gerente general de la Cámara de Importadores de la República Argentina, el principal problema de su sector tiene que ver con las distorsiones del mercado cambiario.

"En Argentina hay una brecha de más 100% entre el tipo de cambio oficial y los del mercado paralelo. Se podría compensar con más exportaciones o con otras medidas, pero no las tenemos hoy vigentes y eso hace que nuestras reservas en el Banco Central vayan disminuyendo drásticamente", explicó.

Las reservas brutas de Argentina son de unos 37.000 millones de dólares, pero los analistas estiman que las netas (después de descontar un Swap con China y los encajes bancarios, entre otros) se encuentran ya en saldo negativo.

"Faltan dólares, sobran pesos, y eso deriva en la situación actual", apuntó Furci.

En junio pasado, las importaciones de Argentina sumaron 8.547 millones de dólares, frente a exportaciones por 8.432 millones de dólares, lo que provocó un saldo negativo en la balanza comercial de 115 millones de dólares.

Con una llegada temprana del invierno austral, pesó especialmente en ese saldo la compra de combustibles y lubricantes por 1.953 millones de dólares, un aumento interanual de 118,9% en precios y de 19,6% en volumen, según el estatal Instituto de Estadísticas (INDEC).

Como resultado, en medio de una intensa crisis política y económica, se incrementaron los requisitos para importar y se ampliaron algunos plazos de pago de las importaciones.

- Caída en volúmenes de compra -

Las importaciones en Argentina se realizan al tipo de cambio oficial, a través de cupos de divisas que asigna el Banco Central a las empresas en función de las compras facturadas en los años anteriores. El mecanismo no toma en cuenta volúmenes de mercadería, por lo que esas cantidades asignadas de dólares, pueden obligar a reducir los volúmenes de compra si los precios son más altos.

Con este mecanismo vigente, en el caso del café, como han aumentado los precios internacionales del grano, los importadores tienen que reducir sus volúmenes de compra, explicó Román.

La devaluación constante de la moneda y una inflación desbordada que se proyecta en 90% para este año, han hecho subir mucho el precio del café.

Pero los argentinos siguen llenando sus cafeterías, manteniendo su tradición.

"Argentina tiene un vínculo muy estrecho con el café. Decimos siempre que el café es la excusa para encontrarte con el amigo", resume Román.

En cuanto a las importaciones en general, el panorama es incierto también para las industrias.

Furci concluye que "el problema no es solamente el de los productos terminados, sino también el factor crítico que representa el no poder abastecerse con la previsibilidad necesaria de insumos y materias primas, bienes de capital, repuestos, partes y piezas para mantener la maquinaria productiva de forma competitiva" en el país.

M.T.Smith--TFWP