The Fort Worth Press - El miedo acecha a los ucranianos que viven frente a la mayor central nuclear de Europa

USD -
AED 3.673042
AFN 70.642244
ALL 92.090162
AMD 387.733554
ANG 1.801038
AOA 872.635041
ARS 924.134417
AUD 1.495886
AWG 1.8
AZN 1.70397
BAM 1.795712
BBD 2.01772
BDT 117.421843
BGN 1.79863
BHD 0.376624
BIF 2878.299591
BMD 1
BND 1.344259
BOB 6.905385
BRL 5.600504
BSD 0.999311
BTN 83.605013
BWP 13.532571
BYN 3.27044
BYR 19600
BZD 2.014323
CAD 1.37715
CDF 2830.000362
CHF 0.888794
CLF 0.03413
CLP 941.752743
CNY 7.270395
CNH 7.285695
COP 4046.274618
CRC 524.353854
CUC 1
CUP 26.5
CVE 101.239499
CZK 23.180504
DJF 177.927742
DKK 6.855904
DOP 59.165404
DZD 134.516825
EGP 48.216499
ERN 15
ETB 57.287059
EUR 0.91805
FJD 2.235704
FKP 0.77056
GBP 0.774144
GEL 2.71504
GGP 0.77056
GHS 15.419364
GIP 0.77056
GMD 67.803851
GNF 8602.12092
GTQ 7.764771
GYD 209.071294
HKD 7.81075
HNL 24.750494
HRK 6.90795
HTG 131.910205
HUF 359.030388
IDR 16213.05
ILS 3.645304
IMP 0.77056
INR 83.72985
IQD 1309.094248
IRR 42092.503816
ISK 137.570386
JEP 0.77056
JMD 156.167654
JOD 0.708704
JPY 157.48504
KES 128.412064
KGS 84.642704
KHR 4105.954184
KMF 452.750384
KPW 900.00035
KRW 1389.803789
KWD 0.30582
KYD 0.832759
KZT 476.114401
LAK 22160.400312
LBP 89490.428316
LKR 303.401735
LRD 195.023642
LSL 18.32989
LTL 2.95274
LVL 0.60489
LYD 4.819355
MAD 9.846853
MDL 17.688105
MGA 4501.675619
MKD 56.567048
MMK 3247.960992
MNT 3450.000346
MOP 8.038011
MRU 39.433503
MUR 46.670378
MVR 15.350378
MWK 1732.819171
MXN 18.063904
MYR 4.687504
MZN 63.899991
NAD 18.32989
NGN 1605.503725
NIO 36.780976
NOK 10.923104
NPR 133.767617
NZD 1.662649
OMR 0.384639
PAB 0.999311
PEN 3.742001
PGK 3.914061
PHP 58.398038
PKR 277.914888
PLN 3.938426
PYG 7556.351283
QAR 3.647248
RON 4.566404
RSD 107.469678
RUB 87.866685
RWF 1309.369692
SAR 3.750859
SBD 8.457605
SCR 14.112038
SDG 586.000339
SEK 10.67998
SGD 1.345038
SHP 0.77056
SLE 22.847303
SLL 20969.503664
SOS 571.087545
SRD 29.708038
STD 20697.981008
SVC 8.744434
SYP 2512.53037
SZL 18.333563
THB 36.362038
TJS 10.627921
TMT 3.51
TND 3.098104
TOP 2.363104
TRY 33.028038
TTD 6.786944
TWD 32.795804
TZS 2683.193316
UAH 41.463618
UGX 3692.787954
UYU 40.269935
UZS 12592.38856
VEF 3622552.534434
VES 36.560996
VND 25327.5
VUV 118.722038
WST 2.803608
XAF 602.265069
XAG 0.034225
XAU 0.000417
XCD 2.70255
XDR 0.753799
XOF 602.265069
XPF 109.498233
YER 250.350363
ZAR 18.27755
ZMK 9001.203587
ZMW 25.507965
ZWL 321.999592
El miedo acecha a los ucranianos que viven frente a la mayor central nuclear de Europa
El miedo acecha a los ucranianos que viven frente a la mayor central nuclear de Europa / Foto: © AFP

El miedo acecha a los ucranianos que viven frente a la mayor central nuclear de Europa

"Si morimos, ocurrirá en un segundo y no sufriremos", dice Anastasia, una habitante de Marganets. En esta ciudada ucraniana, a pocos kilómetros de la central nuclear de Zaporiyia, ocupada por tropas rusas, la población vive día y noche con un miedo constante.

Tamaño del texto:

En los últimos días Kiev y Moscú se acusaron mutuamente de realizar bombardeos en el complejo de la central nuclear, la más grande de Europa.

El jueves, los últimos ataques dañaron unos captores de niveles de radioactividad. La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) advirtió de la gravedad de la situación.

Marganets se encuentra a apenas 13 kilómetros de Zaporiyia. La ciudad, situada en lo alto de una colina, permanece bajo control ucraniano y desde ella puede verse, al otro lado del río Dniéper, la central nuclear levantada en tiempos soviéticos.

"Si morimos, ocurrirá en un segundo y no sufriremos. Me tranquiliza saber que mi hijo y mi familia no sufrirán", dice a la AFP Anastasia, 30 años, mientras continúa haciendo sus compras.

- "Ocurren cosas terribles" -

La central nuclear de Zaporiyia ha estado en la línea de frente desde que fue capturada por tropas rusas a inicios de marzo, días después de que el Kremlin ordenara la invasión de Ucrania.

En Marganets, los militares ucranianos aconsejan no acercarse a la orilla del río Dniéper, por miedo a que el enemigo dispare desde la orilla de enfrente, a unos 6 kilómetros de distancia.

La ciudad, que contaba unos 50.000 habitantes antes de la guerra, tiene un animado centro donde la gente vive su día a día más allá de los oscuros pensamientos de cada uno y los rumores persistentes sobre el estado de los seis reactores de la planta.

"Tengo miedo por mis padres y por mí misma. Quiero vivir y disfrutar la vida en esta ciudad", dice Ksenia, de 18 años, mientras sirve a unos clientes en un puesto de venta de café en la principal calle comercial.

"El miedo es constante. Y las noticias dicen que la situación en la planta es muy tensa, así que cada segundo que pasa es terrible. Tienes miedo de irte a dormir, porque por la noche ocurren cosas tremendas", añade.

En Marganets y en Nikopol, otra ciudad situada río abajo y a poca distancia, 17 personas murieron esta semana en ataques nocturnos, según las autoridades locales.

Ucrania acusa a Rusia de disparar desde la otra orilla del río y desde dentro del complejo nuclear. Las tropas ucranianas se abstienen de replicar por miedo a desencadenar una catástrofe.

El viernes, un alto responsable ucraniano dijo a AFP que las tropas rusas incluso "disparan contra algunas zonas de la central para dar la impresión de que es Ucrania quien lo hace".

Una situación que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, calificó de "chantaje nuclear".

"Creo que los rusos están utilizando la planta como un as, para perseguir sus propios objetivos", apunta Anton, de 37 años, que recuerda cómo hace dos semanas cayó un cohete cerca de su casa.

- Memorias de Chernóbil -

Ucrania fue en 1986, en tiempos soviéticos, escenario del desastre nuclear de Chernóbil, a 530 kilómetros al noroeste de Marganets.

 

El balance oficial de muertos es de apenas 31, pero algunas estimaciones hablan de decenas de miles e incluso cientos de miles de víctimas mortales.

En Marganets precisamente hay un monumento a esos "liquidadores".

De pie junto al cráter abierto por un cohete que cayó en Marganets por la noche, Sergei Volokitin, de 54 años, rememora aquellos tiempos.

"Después de mi graduación trabajé en la mina, y en mi equipo había dos personas que fueron liquidadores", recuerda. "Sabíamos todo lo que ocurrió allí".

"Conocemos los efectos de la radiación, y cuáles serán las consecuencias si sucede algo".

J.P.Cortez--TFWP